El prefabricado la calidad y la estética.

La palabra prefabricado no es sinónimo de baja calidad, más bien al contrario. Tras las guerras mundiales los planes de reconstrucción dieron prioridad a la construcción rápida y económica postergando cualquier otro criterio como el estético o el de durabilidad. No se debe confundir prefabricado con construcción en serie. El método constructivo mediante prefabricados sin embargo puede aportar muchas más ventajas que la economía y la rápida ejecución de una obra. El proceso de producción del prefabricado permite fomentar la especialización de la mano de obra, una mano de obra especialista es más responsable con su producto. La fabricación de los elementos en el ambiente controlado que constituye la fábrica repercute en una mayor seguridad laboral, el control sistemático sobre los materiales, los medios, los procesos y la expedición, asegura que cada fase cumple con unos criterios de calidad y fiabilidad que no se puede dar en una obra donde la suciedad, la meteorología y la falta de espacio lo impiden.

Viga delta en la rotonda

 

Esta entrada fue publicada en Noticias. Marcar el permalink.